Contacto

Exponerse al aire contaminado puede afectar la inteligencia

Parece algo salido de una película de ciencia ficción, pero se ha descubierto que la inteligencia se ve afectada por la exposición a concentraciones altas de aire contaminado.

Contaminándonos hasta la ignorancia

La contaminación del aire es uno de los más grandes problemas a los que debe enfrentarse nuestra salud; eso ya lo tenemos claro. Sabemos que causa problemas a las mujeres embarazadas y que afecta el desarrollo mental de los niños. También sabemos que se ha relacionado con el mal sueño, pero ahora tenemos otro asunto con el cual lidiar: un gradual empobrecimiento de nuestra habilidad mental.

No se trata de alentar al pánico, pero estas son las conclusiones a las que llegaron investigadores de la Escuela de Salud Pública de Yale, liderados por el doctor Xi Chen. Puesto en pocas palabras: han descubierto una relación entre altos índices de contaminación bajos resultados en pruebas que exigen concentración e inteligencia, sobre todo verbal y matemática. Aunque esto es un fenómeno que a todos nos afecta, el estudio encontró que las personas mayores de 64 años son las más propensas a sufrir un mayor golpe a su inteligencia después de haberse expuesto por largo tiempo al aire contaminado.

No es una sorpresa que la gente mayor se vea afectada por las toxinas que flotan por el aire, como es el caso del dióxido de nitrógeno (NO2) y las partículas PM 2,5. Lo que sorprende es descubrir que sus mentes, además de sus cuerpos, sufran por culpa del aire que les rodea. El Dr. Chen ha señalado que es precisamente alrededor de esas edades cuando las personas comienzan a tomar decisiones financieras de importancia, por lo que es preocupante que la contaminación del aire obstruya en el buen funcionamiento del pensamiento abstracto.

Esto no se limita a la gente con más años. También los jóvenes sufren los efectos de las altas concentraciones de la contaminación, aunque quizás de manera menos drástica. Exponerse al aíre contaminado tiene efectos tanto a largo como a corto plazo sobre la inteligencia, lo cual puede jugar en contra del rendimiento académico cuando los periodos de exámenes coinciden con días en los que el índice de contaminantes en el aire es elevado. La vida universitaria ya es de por sí bastante difícil; lo último que necesitan nuestros estudiantes es que los problemas medioambientales también nublen las capacidades de sus mentes.

air pollution

¿Cómo se sabe esto?

Aunque el experimento se realizó en China, los resultados se pueden extrapolar al resto del mundo sin mucha dificultad. No son meras palabras, sino hechos: el 95% de la población mundial respira aire contaminado, según afirmaciones del Health Effects Institute. Visto desde esta lente, los resultados del Dr. Chen son, por la tanto, relevantes para los países occidentales.

Los científicos llevaron su investigación a lo largo de cuatro años (2010-2014), en los que utilizaron un muestrario de 20.000 personas repartidas por todo el país. Analizaron puntajes en pruebas de aritmética y lenguaje y los compararon con los registros ambientales en los que mostraban los niveles de NO2 y dióxido de azufre (SO2) en el aire los días en los que las pruebas fueron hechas. Fue así, entonces, como descubrieron que una exposición prolongada a estos contaminantes está relacionada con una disminución notable en la inteligencia. Sobre todo, de las habilidades verbales, que mostraron un desplome mucho más notorio por sobre las matemáticas. Las mujeres no se ven tan afectadas como los hombres, aunque tampoco se quedan muy por detrás. La gente mayor sufre incluso más estos efectos, pero no tanto como quienes carecen de una buena educación.

¿Por qué ocurre esto? Es muy posible que la contaminación del aire esté asociada con la neurodegeneración; una atrofia progresiva de las neuronas. Esto es, por lo general, causado por la herencia genética, el alcoholismo o derrames cerebrales, pero también por toxinas introducidas en el cuerpo. Según las estimaciones del Dr. Chen, los efectos acumulativos que la contaminación del aire tiene sobre la inteligencia pueden equivaler a una regresión de un año de educación. Y lo peor: es posible que se vuelva más pronunciado aún.  El Dr. Chen cree que un aumento de 1 mg en la contaminación equivale a un mes de regresión. Es un paisaje nada grato que podría confundirse con una película de ciencia ficción, pero este no es un guión. Es la vida real, y tenemos que hacer algo.

contaminación

Despejemos la neblina de nuestras mentes

El Dr. Chen ha señalado que su investigación indica que la contaminación del aire es la causa en la disminución de inteligencia, y no un factor de correlación. Esto es muy parecido a algo de lo que ya hemos hablado antes: la mala calidad del aire está directamente relacionada con los bajos rendimientos en la oficina. Pero esto es en referencia a los espacios de trabajo; la investigación del Dr. Chen apunta a efectos generales en toda la población. ¿Qué se puede hacer al respecto?

Desde luego que sí, pues el problema de la contaminación del aire tiene solución. Como individuos, hay cosas que podemos hacer para reducirlo, como cuidar nuestra huella de carbono y reducir las emisiones contaminantes en nuestros interiores y exteriores. Sin embargo, a nivel colectivo queda aún mucho por hacer. Los gobiernos y las industrias deben de cumplir su parte en la limpieza del ambiente, y el Dr. Chen está convencido de que el principal cambio se observará el día en que los gobiernos comiencen a producir soluciones funcionales. Estas, por otro lado, mostrarán sus resultados en el largo plazo.

Es muy sencillo esperar, pero es más complicado no hacer algo mientras tanto. Los espacios en los que llevamos nuestras vidas están altamente contaminados y son un peligro para nuestra salud. Sí, es verdad: el estudio de Yale se hizo considerando el aire de exteriores, pero es en los interiores donde pasamos el 90% de nuestro tiempo, por lo que deberíamos primero hacer algo para limpiar los espacios en los que vivimos y trabajamos si queremos evitar una disminución en nuestra inteligencia.

AIR8, estamos aquí para ayudarte

Hemos producido soluciones de filtrado de aire que se adaptan perfectamente al espacio de trabajo. Ya sea en escuelas u oficinas, puedes estar seguro de que nuestros filtros de aire mantendrán limpio y puro el espacio donde respiras. Con nuestra tecnología HEPA-13, no hay patógenos ni virus, polen ni partículas de polvo que puedan escapar, ya que nuestros modelos filtran el 99,97 % de todos los contaminantes del aire en un área de hasta 130 m2.

Nuestra tecnología es el complemento perfecto para cualquier entorno cerrado donde se reúnen muchas personas. Nuestro tiempo trae consigo muchos desafíos, por lo que necesitamos que nuestras mentes estén siempre listas y ágiles. Es por eso por lo que un ambiente limpio es el mejor ambiente de trabajo, y nuestros filtros de aire lo pueden garantizar gracias a las distintas etapas de prefiltración y filtración incorporadas en sus diseños. Desde el catalizador en frío y la luz UV-Gi, hasta el carbono activado y el ionizador. La marca CE que cada uno de nuestros productos lleva consigo es testimonio sobre la calidad de nuestro producto.

Al elegirnos estás adquiriendo un producto que cumple con los más altos estándares de calidad, y la mejor CADR (Es decir, Tasa de Aire Limpio). Incluso puedes probar nuestro kit de demostración, así que, ¿por qué no nos llamas? Las mentes agudas requieren tecnología avanzada para funcionar a plena capacidad, y en AIR8 tenemos los filtros más potentes del mercado.

 

air pollution
Suscribirme al boletín semanal
Contáctanos
Deja tu mensaje, o simplemente tu teléfono, y nos pondremos en contacto contigo.
Close button
Close button