Contacto

Conoce a tus contaminantes de aire: partícula PM 2.5

En AIR8 Magazine solemos hablar sobre distintos tipos de contaminantes de aire, pero aún no hemos hablado a profundidad de uno solo de ellos. Nos encargaremos de eso en esta nueva serie de artículos.

Todo un ecosistema de agentes microscópicos

Puede que ahora sea de sentido común para nosotros, pero hubo un tiempo en que fue escandaloso pensar que existen microbios, patógenos y pequeñas partículas de polvo invisible que coexisten en el aire que respiramos. Demócrito, junto a otros exponentes de la escuela atomista, fue de los primeros en proponer que todos los objetos del Universo están constituidos por átomos; pequeñas unidades de materia discreta que funcionan como bloques de construcción de la realidad. Aunque ahora sabemos que los átomos mismos están hechos de partículas subatómicas, esta idea fue revolucionaria cuando se planteó por primera vez en la Antigua Grecia, hace más de dos mil años. Abrió la mente a la posibilidad de pensar en varias escalas de vida y materia por debajo del mundo observable. 

Esta idea vio poco desarrollo en los siglos siguientes. Aunque plagas y pandemias de todo tipo se apoderaron de Europa, Asia y África, pocas fueron las personas que sospecharon que los culpables de estos asuntos eran organismos vivos mucho más pequeños de lo que el ojo humano puede ver. Se tomaron leves medidas sanitarias y se propusieron algunas ideas en un intento de entender las raíces del problema y los mecanismos de infección, mezclado todo ello con las supersticiones y la protociencia de la época. No sería sino hasta el siglo XVII, en Inglaterra y Holanda, y tras la invención del microscopio, cuando dos hombres darían cuenta de la existencia de microorganismos: Robert Hooke, que en 1665 vio estructuras orgáncas en mohos y Antoni van Leeuwenhoek, quien descubrió las primeras bacterias en 1676. 

Estos dos grandes descubrimientos permitieron llevaron a una intuición que hoy en día nos parece común: el aire que respiramos está repleto de diminutos agentes microscópicos, tanto vivos como muertos, que pueden llegar a ser dañinos para nuestra salud. Una realidad que empeoraría para nosotros con el advenimiento de las revoluciones industriales. 

air pollutants

El nacimiento de un nuevo problema para nuestra salud

La industria nunca ha sido amable con la Tierra ni con nuestra salud. Desde sus inicios, los efectos colaterales de los procesos industriales siempre han sido la contaminación del medio ambiente y el empobrecimiento de nuestro bienestar. Cada vez que quemamos combustibles fósiles se generan desechos químicos que ensucian el aire, el suelo y los abastecimientos de agua. Las partículas que componen estos contaminantes son de varían en sus tamaños. Uno de los más peligrosos entre este tipo de subproductos industriales es también uno de los más minúsculos: la Materia Particulada 2.5. O PM 2.5, para abreviar con sus siglas en inglés. 

Primero tenemos que aclarar algo. PM 2.5 no se refiere a ninguna clase específica de contaminante, como el dióxido de nitrógeno (NO2), el monóxido de carbono (CO) o el dióxido de azufre (SO2), sino al tamaño de las partículas que componen sus emisiones: 2.5 micras (o micrómetros). En comparación, lo más pequeño que puede ver el ojo humano está dentro del rango de 0.1 milímetros. La única forma en que podemos ver algo en la escala de las micras es con un microscopio. Esto debería pintar una imagen más precisa del tipo de contaminación del aire con la que estamos tratando. 

Las partículas PM 2.5 cargan con todo tipo de toxinas químicas y biológicas. El aire las empuja por todos sitios, y se adentran por toda clase de grietas y aperturas. Al inhalarlas, se abren camino hacia nuestros pulmones e inician un deterioro gradual de nuestro sistema respiratorio. Esto puede manifestarse de maneras leves o severas. La dificultad para respirar, los estornudos, la tos constante, la irritación de los pulmones y la garganta pueden ser asuntos muy molestos, pero también son el menor de los problemas por preocuparse una vez que las partículas PM 2.5 se hayan adherido en las profundidades de nuestro cuerpo. La exposición a largo plazo puede resultar en asma y disfunción pulmonar. 

Pero eso no es todo. Una sola partícula de 2.5 micras es pequeña; increíblemente pequeña. En conjunto, estas pueden incluso filtrarse en el torrente sanguíneo y afectar los propios vasos, lo que eventualmente puede causar enfermedades cardíacas. Nuestra piel también está en riesgo, ya que se ha encontrado que la exposición a partículas PM 2.5 puede causar irritación, dermatitis atópica, enfermedades alérgicas y arrugas en la piel. 

 

air pollutants

El medio ambiente también se ve afectado

Las partículas PM 2.5 son los agentes perfectos para la contaminación del aire. Cubren el cielo con una capa amarillenta que absorbe y dispersa de forma poco natural la luz en la atmósfera, volviéndolo así oscuro y borroso, muy poco saludable. Y no se quedan flotando tan solo en el aire exterior. En cuanto abrimos una ventana para ventilar nuestras casas u oficinas, el cambio de presión las atrae dentro, contaminando así nuestro aire interior. 

Pero el aire no es el único medio por el cual se propagan las PM 2.5. Las plantas, el suelo y el agua también las absorben, lo que lleva a efectos terribles. El suelo contaminado por PM 2.5 se vuelve ácido; sus compuestos orgánicos y metálicos afectan el crecimiento y la producción de las plantas y alimentos. El agua se vuelve turbia y su calidad deteriora. 

Este, desde luego, no es un problema regional. En 2019, las emisiones de PM 2.5 fueron responsables de más de 4 millones de muertes en todo el mundo. En el mismo año, la UE tuvo aproximadamente 307,000 muertes prematuras causadas por altas emisiones de estas partículas. Un número minúsculo en comparación con el total mundial, pero lo suficientemente grande para reflexionar al respecto. 

Para combatirlo, la UE está trabajando en una ley de contaminación cero enfocada a la reducción de muertes prematuras provocadas por las emisiones de PM 2.5. El número mágico es una reducción del 55% para 2030, en relación con las cifras escandalosamente altas de 2005: 456,000 muertes prematuras. Esto, por supuesto, está dentro de nuestras capacidades como una sociedad organizada, pero también es una meta distante. Aunque estamos a solo ocho años de llegar a la fecha, no hay garantía de que dicha reducción se logre en el momento deseado. Los objetivos planetarios requieren marcos de tiempo planetarios, por lo que probablemente estemos ante un problema que requerirá más que un simple esfuerzo de nuestra parte para ver resultados tangibles de inmediato. 

Nuestros filtros de aire AIR8

El hecho de que lleve tiempo frenar las emisiones de PM 2.5 no significa que no podamos hacer algo al respecto en nuestros interiores. Nos preocupamos por la calidad del aire que respiramos y, por lo tanto, en AIR8 ofrecemos una gama de productos que pueden filtrar y eliminar de manera fácil y efectiva no solo las partículas PM 2.5, sino también otros contaminantes, patógenos y virus desagradables, como la Covid-19. 

Todos debemos llevar nuestras vidas dentro de espacios aéreos seguros. Es por eso que empleamos la tecnología de grado-médico más avanzada en la producción de nuestros filtros HEPA, que pueden filtrar el 99.97% de todos los contaminantes peligrosos del aire que se encuentran en el interior de nuestros espacios de trabajo. Garantizamos así un aíre fresco e higiénico. 

Todos nuestros filtros de aire utilizan entre cuatro y seis etapas de prefiltración y filtración, como Catalizador en Frío, Ionizador y Luz UV-GI. Su consumo energético es de los más bajos en el mercado, y son tan silenciosos que olvidarás que están ahí. Tu negocio se verá muy beneficiado con nuestros productos, ya que no solo son bonitos y modernos, sino que son los mejores para hacer el trabajo para el que fueron diseñados. Respaldamos la calidad de nuestra tecnología con la marca CE que cada uno de nuestros filtros lleva. Es un testimonio de que nuestro compromiso con la salud y el bienestar sigue de cerca los estándares de seguridad y protección ambiental de la Comisión Europea. 

Al elegirnos, estás eligiendo la mejor oferta del mercado en precio y calidad. En AIR8 contamos con la tecnología necesaria para hacer de tu espacio interior lo más puro y fresco posible. La mejor barrera contra esas desagradables partículas PM 2.5. 

 

Contactanos

Suscribirme al boletín semanal
Contáctanos
Deja tu mensaje, o simplemente tu teléfono, y nos pondremos en contacto contigo.
Close button
Close button